Cepecs | Inflación según ingresos
15512
post-template-default,single,single-post,postid-15512,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Inflación según ingresos

Desde el CEPEcS (y desde el mes pasado desde la Universidad Nacional de General Sarmiento, UNGS) venimos realizando desde febrero de este año una medición propia de las variaciones de algunos precios minoristas. Para ello, tomamos la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en 2013 (la última que aporta información sobre consumo de los hogares), y elegimos alrededor de 80 variedades de productos de distintos rubros; más específicamente, alrededor de 30 variedades de alimentos y bebidas, 10 de vestimenta, alquileres, servicios públicos (gas, luz, agua y transporte público) y el resto correspondientes a productos medicinales.

En estas breves páginas nuestra idea es presentar un pequeño análisis del impacto diferencial de la inflación según los ingresos de los hogares. Un índice de precios al consumidor cualquiera pretende, como su nombre lo indica, reflejar la variación de los precios minoristas, y para ello mide el impacto de cada variación teniendo en cuenta una estructura de consumos (e ingresos) promedio de la población. En otras palabras, es cierto que la inflación no mide nunca el impacto real de la suba de precios sobre el bolsillo de cada individuo; básicamente porque ningún individuo posee exactamente una estructura de consumo igual a la del promedio de la población.

ipc-ingresos